Sapphira Privé La Coruña

La solución a la sudoración excesiva

Llega el verano y con él, el calor. Maravilloso para muchos y una auténtica tortura para los que padecen hiperhidrosis. Una afectación que sufre 3 de cada 100 personas y que consiste en una  sudoración excesiva y no de forma acorde a la temperatura, llegando a condicionar el día a día de los afectados.

¿La solución? Pues pese a que mucha gente piensa que el bótox solo tiene una finalidad estética, puede representar el final de la sudoración excesiva.

La aplicación de toxina botulínica o bótox ha demostrado muy buenos resultados en la hiperhidrosis de axilas y palmas. Su mecanismo de acción consiste en un bloqueo de la transmisión nerviosa en la unión neuromuscular, pausando la producción de sudor entre el segundo y cuarto día después de la infiltración.

Su aplicación es inodora, sencilla y con mínimos efectos secundarios.

Pero, seamos sinceros: aunque los resultados son excelentes, no son eternos. No obstante será suficiente con repetir el tratamiento dos veces al año.

Una solución sencilla y efectiva cuando los antitranspirantes y desodorantes no son efectivos y que nos aleja del quirófano.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información.
Abrir chat
💬 ¿Deseas más información?
¡Hola! 💬

¿Quieres más información?

Haz click en el botón verde y nos pondremos en contacto contigo